La Concejalía de Urbanismo y el Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias quieren que el pulmón verde de Oviedo, el Campo de San Franciso, deje de ser una rotonda por donde pasan la mayor parte de los coches que cada día atraviesan el centro de la ciudad. El objetivo final es «dignificar este espacio y buscarle una solución».

Por ello, ambas instituciones convocarán un proceso de participación, donde los ovetenses propondrán sus ideas sobre este espacio. «Será un proyecto más propositivo que de preguntas y respuestas. Queremos que la gente sea creativa», destacó ayer el edil de Somos, Ignacio Fernández del Páramo.

Este plan ya se incluye en los presupuestos de 2016 del Ayuntamiento y constará de tres fases. La primera de ella es la recepción de ideas, investigación y análisis de las propuestas. Acto seguido, se redactará el pliego de condiciones y por último se convocará el concurso, que se espera que esté listo «a finales de año», conforme relató Sonia Puente, decana del Colegio de Arquitectos.

Asimismo se quiere mejorar la circulación del tráfico, ya que existen problemas con los pasos de peatones y aceras perimetrales. «Hay elementos en el entorno del Campo que pueden ser importante estudiar, como por ejemplo el instituto Alfonso II», destacó el concejal. A pesar de ello, el encargado de la cartera de Urbanismo destacó que «no se quiere peatonalizar» el centro. De forma paralela, todo esto se canalizará a través de un grupo de trabajo en el que se debatirán las ideas de los expertos y después «se compartirán con los ciudadanos».

Además, la decana del colegio afirmó que este espacio no «está desaprovechado, pero es mejorable». Con este paso adelante se pretende que tanto los peatones, como los ciclistas y el tráfico, convivan sin que ninguno de los tres agentes destaque. «Si tratas a todas las redes por igual mejora el espacio público», destacó. Es por ello, que desde ambas instituciones se destaca que el fin final es realizar «una transición de este espacio».

Por otro lado, el edil de Somos puso de ejemplo Amsterdam. Esta ciudad tiene un parque «como elemento centralizador» y en el convenio que tanto el Ayuntamiento como el Colegio de Arquitectos firmarán se pondrá como prioridad este objetivo.

Envía un Comentario