Estas inspecciones, antes llamadas ITE´s, pasaron a denominarse Informes de Evaluación del Edificio,IEE, siendo de gran utilidad e importancia. Lástima que la única obligatoriedad actual la encontramos cuando pretendemos solicitar algún tipo de subvención…

IEE, crearemos una bolsa de trabajo para hacer las inspecciones de los edificios promocionando nuestra participación a través de las Comunidades y los Administradores de FIncas.

La crisis económica y social hizo que la entrada en vigor de las trasposiciones de las leyes a nivel Autonómico y Local, se paralizase, al no entenderse estas inspecciones como algo prioritario. Lástima, que ni con los graves casos de catástrofes edificatorias seamos capaces de reaccionar, y concienciarnos de la importancia de estas inspecciones periódicas, hacer realidad ese “mejor prevenir que curar”.

No hay duda de la importancia de nuestro colectivo en este asunto, de la importancia de dar a conocer esta realidad, esta necesidad. La importancia de nuestra labor para mover a la administración, y hacerles ver la importancia de la REHABILITACION, porque no hay nada más sostenible que rehabilitar lo que ya existe, para darle un nuevo uso adaptado a los tiempos actuales, sobre todo si se hace con criterio y sensibilidad.

La reforma de viejos edificios en viviendas contemporáneas, respetando los sistemas constructivos tradicionales (piedra o ladrillo de los viejos muros de carga, estructuras de madera, etc.) e incorporando la rotundidad de diseños modernos, así como la adecuación de las instalaciones a la normativa vigente, es garantía de una mejora de la calidad de vida de los ocupantes de las viviendas.

Por otro lado, la rehabilitación de edificios se ha convertido, tras la presentación del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, en uno de los ejes principales del Ministerio de la Vivienda.

La necesidad de frenar la ocupación indiscriminada e insostenible de suelo y la  creación de empleo han sido los principales motores de esta nueva normativa.
Esta tendencia lleva desarrollándose durante años en Europa siendo Alemania uno de los pioneros. Según el Instituto de Tecnología de la Construcción de Cataluña (ITEC), que forma parte del grupo de investigación Euroconstruct, por cada euro invertido en obra nueva en Alemania se destinan 1,81 euros a inmuebles que hay que rehabilitar; en Italia se dedican 1,56 euros; en Francia, 1,15 euros, y en el Reino Unido, 0,91 euros.

En España se invierten sólo 0,77 euros. Si se analiza la inversión por habitante, España sale igualmente malparada: 975 euros frente a los 2.400 euros de Noruega o Dinamarca.

Este es el momento de cambiar esta tendencia y desde el COAA trabajaremos  en esta línea: comunicando, divulgando, formándonos, reivindicando y creando la necesidad, para que la sociedad gane con el trabajo de los arquitectos.

Envía un Comentario